LinkedIn
Instagram

Twitter

Youtube

BLOG GRUPO GAHERMA

El valor añadido de una empresa de Servicios industriales

Los cambios recientes en nuestro modelo de sociedad han provocado también grandes cambios en las empresas industriales y ha generado una nueva escala de valoración respecto a los proveedores de servicios industriales.

No hace muchos años, no se valoraban (no se contaban como costo) los trabajos de conservación implícitos en todo proceso industrial y la gestión de los servicios: como transporte, embalaje, reparaciones, recambios en almacén, etc.; y mucho menos los costos necesarios para llevar a cabo el control de estos servicios: Personal de Ingeniería, administración, mantenimiento, etc. Todo quedaba englobado dentro un gran “cajón de sastre” llamado: “Gastos Generales”, y, los más avanzados, “Gastos varios de Producción”.

imagen33Con las limitaciones actuales en los recursos económicos, las empresas deben concentrarlos en el proceso productivo, y necesitan “aligerar” los Gastos Generales.

Como estos trabajos y costos siguen existiendo (alguien se imagina una empresa industrial sin trabajos de mantenimiento?), una forma de racionalizar y controlar mejor estos costos es imputándolos de forma directa y proporcional a los costos del proceso productivo, como se hace con el consumo energético, la materia prima y la inversión en maquinaria.

imagen3Este cambio de concepto en los costos de mantenimiento ha dado mayor relevancia a las empresas de “Servicios industriales externos”. Lo que antes se consideraba solo como empresas de apoyo en puntas de trabajo o para trabajos rutinarios no especializados, ahora deben acometer los servicios completos de un proyecto aplicado a una parte especifica del proceso productivo, incluyendo la Ingeniería, el montaje, el mantenimiento y todos los gastos periféricos, como la documentación técnica, planos, certificados, etc. y lo más importante: la responsabilidad sobre todo el proyecto asignado.

Contratar estos servicios significa que las empresas industriales dejan en manos de una empresa externa su delicado proceso de producción y el crítico trabajo de mantenimiento de dicho proceso. Esto implica que la valoración de una empresa de servicios industriales ya no se realiza solo con su tarifa de precios o su cercanía. También es necesario valorar su capacidad y medios técnicos, su organización y el respaldo de primeras marcas en la maquinaria que integran en el proyecto.

imagen25Solo las empresas con experiencia y años de dedicación pueden avalar al equipo de profesionales que permita realizar, con máxima eficacia, la prestación integral de montaje y mantenimiento.

Grupo Gaherma, con 30 años de experiencia, garantiza soluciones eficientes y rentables, colaborando con empresas fabricantes de primer nivel en todos sus especialidades.

Autor: Pere-Joan Sardà

Compartir en Redes
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

NOTICIAS

Relacionadas